Imprimir
Visto: 155

Moratalla: Un lugar que apuesta por la cultura

Vista aérea del pueblo / AYTO MORATALLA

El municipio incentiva su carácter turístico con el fomento de sus edificaciones y la preservación del entorno

JOSÉ JESÚS SÁNCHEZ

Situado en la comarca del Noroeste, Moratalla ha sido un municipio que ha visto, desde la entrada de la democracia, una evolución en numerosos aspectos tales como la mejora de su patrimonio, el aumento de sus instalaciones municipales o la diversificación de la economía. Así, su extensa riqueza cultural es uno de los ámbitos que más se han cuidado durante estos años. Edificios como la Iglesia Parroquial Nuestra Señora de la Asunción, el castillo fortaleza, que acoge especialmente durante los meses de verano conciertos y actividades audiovisuales, el Santuario Casa Cristo, la Ermita de Santa Ana, que comenzó a remodelarse en 1994 por el efecto de la humedad, y la Ermita de la Rogativa, donde se restauraron las históricas pinturas del Camarín, son algunas de las edificaciones que han conseguido ver mejoradas sus instalaciones durante estos años, manteniendo así su historia y convirtiéndose en espacios de todo tipo de actividades culturales y foco de atracción de oriundos y foráneos.

Además de las numerosas edificaciones religiosas, el municipio dispone de espacios para el desarrollo de la cultura, como el Teatro Trieta, originario del siglo XX pero remodelado en los años 80, el Puente de Hellín o el Centro de Interpretación de Arte Rupestre Casa de Cristo, nombrado como Patrimonio Mundial Material por la Unesco en 1998, y referente técnico para la investigación, el estudio y la conservación del legado. En el ámbito musical, la creación de la Escuela Municipal de Música en el edificio Juana Rodríguez ha incentivado el interés por esta disciplina.

La remodelación de sus espacios más singulares, la apertura de museos como los mencionados y la presencia de arte rupestre y restos de asentamientos íberos, romanos y medievales, además de un entorno ideal para los amantes del mundo rural y la naturaleza, ha generado un movimiento turístico que ha consolidado espacios como la construcción de un camping en el Paraje La Puerta, proyectado en 1980, o la presencia de varias hospederías y hoteles.

Siguiendo esta estela de desarrollo, el municipio también amplió de forma significativa las instalaciones que posee. Así, se construyeron numerosos centros sociales para reuniones y actividades de diversa índole, centros para la tercera edad y espacios deportivos como la piscina municipal o el pabellón municipal Julio Cardozo que consolidaron la presencia de numerosas asociaciones deportivas como el Moratalla Club de Fútbol.

La sanidad es otro de los aspectos importantes para un municipio como Moratalla. En este sentido, la zona disponía de un centro de salud que pronto quedó pequeño, por lo que a partir de 1996 se proyectó una edificación acorde al tamaño de la zona que se inauguró en 1998 en pleno centro del pueblo. Este espacio contaba con numerosos servicios y área de urgencias y fue el complemento perfecto de los consultorios ubicados en las pedanías de Benizar y El Sabinar.

Por último, el aumento de población en estos cuarenta años ha generado una notable expansión urbanística que ha propiciado la construcción de numerosas edificaciones, entre ellas viviendas de segunda residencia, principalmente debido a su carácter acogedor y su cercanía con la montaña, una cualidad que culmina una mezcla perfecta entre buenos servicios y espacios verdes.