El Ayuntamiento ha creado la ruta de la Floración del Almendro de Pliego


El Ayuntamiento de Pliego en la voluntad de anotar la belleza natural de la floración de almendro, ha diseñado y puesta en valor de la primera ruta turística regional dedicada a esta floración. Una propuesta incipiente con la que este municipio se suma a otras ofertas ya consolidadas, como la afamada Floración del Melocotón de Cieza, pero con la novedad de ser novedosa a nivel regional.

Una ruta en la que se podrá disfrutar de los recursos naturales, de recrearse en la contemplación de campos exuberantes durante las semanas que dura esta floración, con la que se anuncia la llegada de la primavera. Con este nuevo producto turístico, planificada en el orden lógico de la evolución de la explotación del turismo de naturaleza, mucho más responsable y sostenible, además de convertir a Pliego en un destino turístico, mientras florece el almendro, se aporta iniciativas alternativas para los sectores económicos tradicionales, donde el cultivo del almendro permite el desarrollo de actividades que fomentan la percepción de los paisajes naturales y culturales como productos turísticos en particular.

Esta propuesta de desarrollo local se diseña en dos recorridos que conecta al visitante con la imagen de un paisaje de cultivo en equilibrio con la naturaleza, una combinación de almendros y pinares que imprime de ricos contrastes e identidad paisajística a Pliego, obligando a su conservación y puesta en valor como una oferta de un turismo no saturado, que invita a recorrer los campos desde la tranquilidad y la calma, para la admiración y contemplación de la floración. Un espectáculo de admirable colorido que sella de tonalidades blancas y rosadas el paisaje, de frutos que llenan sus ramas para ofrecer una experiencia guiada por los sentidos, de asombro de la belleza de la naturaleza en su estado puro, de flores efímeras que terminan alfombrando el campo.

Un turismo de naturaleza con dos rutas que bordean el término municipal. La primera, diseñada para hacerse caminando, se plantea en un circuito cerrado que parte del centro urbano de la localidad, con dirección al castillo de Pliego, para continuar por la red de senderos del Pinar, hasta al punto final de la Ermita de Pliego.

La segunda, sigue el trazado de la carretera comarcal de Pliego a la pedanía muleña de Casas Nuevas, dado su mayor recorrido es aconsejable para grupos de senderistas, o para colectivos que hagan la ruta en coche, disponiendo de la indicación de las paradas más interesantes, para detenerse a disfrutar del paisaje, caminar y relajarse o fotografiar esta floración con el telón de fondo del impresionante macizo de Sierra Espuña.

Una exaltación de la primavera que invita a volver Pliego, y que el visitante puede combinar con otras propuestas turísticas ya consolidadas, como la ruta de los Miradores Turísticos, enlazados con senderos ecoturísticos, o la ruta urbana de los Tres Castillos de Pliego.

FOTO: Almendros en flor en la pedanía muleña de Casas Nuevas

Noticia: JL.Piñero

Imegenes JBG

La imagen puede contener: montaña, cielo, árbol, nube, exterior y naturaleza

La imagen puede contener: cielo, árbol, exterior y naturaleza

La imagen puede contener: montaña, cielo, árbol, césped, planta, exterior y naturaleza