Una grieta daña la ternura del Niño Jesús de Mula


La talla del Niño del Balate sufre un deterioro estructural que ha obligado a la Hermandad del Niño a acometer una restauración de la imagen. El próximo mes de mayo, el Niño será trasladado al taller del restaurador Mariano Spiteri en Jumilla para someterle a una mejora integral.

Importantes daños en la estructura de la talla obligan a la Hermandad del Divino Niño Jesús de Mula a realizar una restauración de la imagen.
Dos importantes fisuras, una en los pies y otra en la espalda, llevaban siendo observadas desde hacía tiempo viendo cómo se iban deteriorando partes de la imagen provocado por estas grietas y que hacía peligrar la imagen al completo ya que existía peligro a que se resquebrajara por la mitad.
Así, el Niño Jesús del Balate será trasladado en pocas semanas hasta el taller del restaurado Mariano Spiteri en Jumilla para una reparación integral de la divina imagen. El traslado está previsto para principios de este mes de mayo y se espera que los trabajos se prolonguen durante tres meses por lo que la imagen lucirá con el esplendor de hace años para las próximas fiestas de septiembre.
La imagen del Niño Jesús de Mula esta tallada en madera estofada y policromada, obra del escultor barcelonés afincando en Valencia, José María Pondoda Bravo, realizada en la postguerra del pasado siglo. La devoción por el Niño, tanto de muleños como de personas llegadas desde todos puntos de la Región, el territorio nacional e incluso fuera de él es inmensa. La ternura que emana la imagen y la historia de su aparición siguen siendo los principales atractivos de los miles de personas que anualmente visitan la pequeña ermita en el paraje del Balate para rendir culto a la imagen.
En un minucioso estudio realizado el pasado verano por el propio restaurador se comprobó que la imagen del Niño sufre una grieta tangencial en el tercio superior de la imagen que discurre en el plano horizontal que marca visualmente la unión del busto de la imagen al resto del cuerpo. El inconveniente que ha presentado esta unión es que la parte superior ha permanecido volumétricamente, mientras que la inferior, debido a la construcción ahuecada, ha sufrido una mínima merma que ha originado un señalado desplazamiento.
Además, las uniones de las extremidades inferiores sufren un serio deterioro, ya que la parte de las piernas próximas a la peana sufren microfacturas que están generando, a su vez, que se esté desconchando la pintura.
Del estudio a la talla se derivó que toda la superficie permanece cubierta por suciedad acumulada y un oscurecimiento global producido por oxidación del barniz de protección.
Con motivo de esta restauración y comprobando fotografías de la imagen original destruida, se comprobó que la original agarraba la Cruz con la mano, mientras que la actual, mantiene la mano más cerrada. Así, se ha comprobado que, con una mínima invasión, la mano del Niño podría sujetar la Cruz con absoluta normalidad y la firmeza necesaria. Es por este motivo por el que habrá que trasladar junto a la talla, la Cruz, el templete y la peana para poder acometer esta actuación.
La inversión total prevista para esta mejora integral asciende a 10.000 euros que será financiado por la Hermandad del Niño a través de un préstamo bancario que se subsanará con las cuotas de los hermanos, las donaciones y colaboraciones, así como la recaudación de la tienda con recuerdos del Niño.
La Hermandad realizará también durante los próximos meses una actuación que venía trabajándose desde hacía varios años y que no había podido ejecutarse hasta el momento. La antigua casa del ermitaño, que se encuentra situada junto a la iglesia, será acondicionada para albergar un Museo del Niño Jesús del Balate.
Así, está previsto que en la parte baja se amplié la zona de venta de recuerdos del Niño y en la primera planta se acondicione el Museo. Éste constará de cuatro salas y una sala polivalente donde se ubicará una importante muestra permanente de los objetos del Niño y la Hermandad que hasta el momento no podían ser expuestos por no disponer de un espacio acondicionado. Con esta actuación se pone en valor, aún más, las visitas al Niño y todo su patrimonio.
Está previsto, además, realizar diversas mejoras en la ermita para devolverle el valor patrimonial e histórico. Así, está previsto que se realicen mejoras en la capilla de la aparición, que actualmente destina parte de la misma a la sacristía y se pueda habilitar un espacio anexo para este fin.
La Hermandad mantiene a su vez la vista puesta en poder obtener una financiación importante que pueda respaldar las mejoras que precisa el edificio de la pequeña ermita con un grave deterioro de su cúpula y una actuación precisa en el coro que garantice la buena conservación de la misma.

RADIO MULA SER 104.5FM

La imagen puede contener: una persona

La imagen puede contener: comida