Pliego, Totana y Mula unifican criterios para reclamar la tumba número 38 de la Almoloya.

La tumba debe permanecer con el resto de piezas halladas en el yacimiento, en contra de lo anunciado por Cultura que se niega a que la tumba principesca salga del Museo Arqueológico Regional, en donde fue depositada de forma provisional.

Los colectivos ciudadanos en defensa de los yacimientos de La Bastida y La Almoloya se reúnen en Pliego y deciden hacer un frente común para que la totalidad de los restos localizados en las excavaciones realizadas en la Almoloya desde 2013 se expongan en su conjunto, incluida la tumba número 38, la tumba principesca, y crear una ruta del argar que englobe a los tres municipios creando una oferta cultural, patrimonial y turística en torno a la grandeza histórica de esta cultura que se asentó en la zona durante la edad de Bronce.
El anuncio por parte de la Comunidad Autónoma de que los restos de La Almoloya quedarían expuestos en el Museo de la Ciudad de Mula con excepción de la tumba principesca que permanecería en el Museo Arqueológico de la ciudad de Murcia, desató en los municipios de Mula y Pliego un descontento generalizado al que se sumaban los responsables del Proyecto La Bastida-La Almoloya que, pertenecientes a la Universidad Autónoma de Barcelona, llevan más de una década excavando estos yacimientos.
La importancia social e histórica de La Almoloya es un referente en el área levantina con asentamientos del argar. Fue en el yacimiento de Pliego donde se localizaba el primer espacio de poder y las tumbas localizadas muestran la jerarquía de clases de una sociedad prehistórica, de ahí el gran valor de la número 38, la tumba principesca, y mediante la que los responsables de la excavación indican que debe incluirse en todo el conjunto expositivo para dar a conocer esta sociedad y el valor de la misma.
Los restos de La Almoloya quedarán expuestos en el Museo de la Ciudad de Mula, dada su proximidad con el yacimiento y por el hecho de contar con un espacio adecuado tanto para el estudio y exposición de los restos.
Es por este motivo por el que los distintos colectivos ciudadanos ya existentes pertenecientes a los municipios de Pliego, Mula y Totana, que a su vez están integrados turísticamente a través de la Mancomunidad de Sierra Espuña, han decidido durante un encuentro celebrado este lunes en la Sala de las Tinajas de Pliego unirse en un único colectivo para instar a la Comunidad Autónoma a no separar los restos de La Almoloya y crear una ruta en torno a la cultura argárica.
En los próximos días los colectivos establecerán las pautas a seguir en este proyecto común, aunque mantengan su individualidad en la defensa del patrimonio tanto de La Almoloya como La Bastida.
El alcalde de Pliego, Pedro Noguera, afirmó desde su posición en el Ayuntamiento de Pliego como en la Mancomunidad Turística de Sierra Espuña, establecer ese mismo nexo de unión que habían alcanzado los colectivos ciudadanos con sus homólogos en Mula y Totana en el respaldo al patrimonio y el desarrollo del turismo de interior vital para la sostenibilidad de estos municipios.

La imagen puede contener: una persona, sentada e interior

La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas e interior

La imagen puede contener: 7 personas, interior