Es una de las frases más conocidas sobre salud, y en mi opinión tiene mucho sentido.

En nuestras vidas, la salud no tiene un papel importante hasta que nos vemos privado de ella. Vamos a destacar porque estar en buena forma física y mental es la cosa más importante, para reflexionar sobre cómo lo podemos lograr.

 No te creas nada que una empresa de alimentación te pueda decir, ni en sus anuncios ni en sus envoltorios.

¿Qué cosas puedo consumir que me ayuden y cuales son las que me dañan?

Por ejemplo, que te ayuden: pescado graso, verduras, huevo, agua. Que te dañen: refinados, azúcar, tabaco, alcohol.