Niño de la Salud, de Roque López, una de las piezas que se ha 'mudado' a Elche.

Las monjas del expolio de Mula dicen que se llevaron el patrimonio a Elche "por seguridad"

Alegan que, como el convento se iba a quedar vacío, mejor que las piezas estuvieran con ellas en su nuevo emplazamiento

10.01.2020 

Niño de la Salud, de Roque López, una de las piezas que se ha 'mudado' a Elche. 
  • El expolio de las monjas de Mula
  • Lorca Planes dice que está "trabajando" para que los bienes expoliados vuelvan a Mula
  • Los monjes que llegan, investigados por el Papa por hacer exorcismos

El Consistorio asegura que les ofreció un sitio para guardar los bienes y las religiosas se negaron

Admiten que se han llevado el patrimonio. Y no poco. Un Cristo de marfil, varias esculturas del niño Jesús (entre ellas una de Roque López) y cuadros de primer orden como los retratos del rey Felipe V y de la reina María Luisa de Saboya, así como lienzos de temática religiosa. Así, hasta 80 piezas. Es lo que se supone que han sacado del Convento de la Encarnación de Mula las monjas Clarisas, que se mudaron a Elche (Alicante), por la falta de vocaciones en el pueblo.

La Consejería de Cultura les preguntó a las religiosas qué estaba pasando. Fueron reacias a contestar. Ahora, las hermanas "han presentado un acta notarial donde se recogen todos los artículos que se llevaron a Elche", explican desde el departamento que dirige Esperanza Moreno. La dirección general de Bienes Culturales insistió en saber por qué habían trasladado todo este patrimonio. Y las monjas dicen que lo hicieron por seguridad: el convento se iba a quedar vacío y temían que alguien robase las piezas. Se trataría de bienes muebles con cronologías que abarcan desde el siglo XVII a la actualidad, con un valor histórico y artístico de primer orden.

Aseguran las religiosas que es una situación pasajera y que, cuando regresen personas de la orden al convento, regresarán las piezas, ya que tienen previsto que vuelva gente al convento. Esta situación se denomina depósito provisional. Sin embargo, en este convento de Mula, como confirmó a esta redacción el propio obispo, estaba previsto que se instalasen religiosos de los Heraldos del Evangelio, orden investigada por el Papa, como consta en la propia agencia de noticias del Vaticano.

"Ahora, desde Bienes Culturales se les comunica a las monjas que se hará seguimiento de ese depósito provisional y que en cuanto desaparezca el motivo alegado (falta de personas y falta de seguridad), las piezas regresarán al convento", apuntan desde la Consejería.

Esto es un tema meramente administrativo en el que no pueden actuar las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Sin embargo, el Consistorio dice que sí había sitio para guardar las piezas. "Enterado el Ayuntamiento del traslado de bienes desde Mula a Elche, las autoridades locales se trasladaron hasta el convento de Elche, donde tuvo una intensa reunión con la superiora en la que se les mostró gran preocupación y se les ofreció los medios del Ayuntamiento para la devolución de las piezas así como el Convento de San Francisco, edificio que tiene un lugar de seguridad habilitado a tal efecto, como lugar donde albergar de forma temporal las piezas y así librar a la Comunidad Religiosa de la posible sanción que puedan sufrir, encontrándonos con una respuesta negativa ante la propuesta del Ayuntamiento, negándose a la devolución de las piezas artísticas", indican fuentes municipales.

El alcalde, Juan Jesús Moreno, reiteraba que se había ofrecido el depósito del Convento de San Francisco, "con todas las medidas de seguridad necesarias", para que no tuvieran que trasladar los bienes, "pero fue rechazada". Moreno explica que desconocen cuáles son los trámites que se desarrollan desde Patrimonio y están a la espera de un encuentro con la consejera para tratar el asunto pero que "esperamos que los bienes BIC puedan ser devueltos".